“Diez preguntas sobre Yugoslavia y Los Balcanes”: Entrevista a Mira Jovanovic

Entrevistada por Diego Hernando Gómez (miembro del CAEG)

Nacida en Buenos Aires, el 9 de septiembre de 1955, diez días después de que Perón abandonara el poder como consecuencia del golpe militar conocido popularmente como Revolución Libertadora, Mira Jovanovic tiene una biografía sumamente interesante. Hija de un diplomático yugoslavo, vivió los primeros cinco años de su vida en la Argentina, luego seis en México y más tarde otros seis en Cuba, así como también paso menos tiempo en Chile, Bolivia y Francia.

Debido a sus largas estancias en países latinoamericanos habla un castellano perfecto, manejando diferentes acentos y modismos, destacándose en su currículum el singular hecho de haber sido traductora de Josip Broz Tito, durante los últimos años del líder de la Yugoslavia socialista. Egresada de la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Belgrado, nuestra entrevistada se desempeñó como legisladora de la ciudad de Belgrado durante la década de 1980 a 1984.

Con una agudeza y realismo contundentes responde sobre el asesinato del archiduque Franz Ferdinand, en 1914, en Sarajevo. Nos da su opinión sobre el reino de Yugoslavia, sobre los partisanos y Tito durante la Segunda Guerra Mundial y critica las desviaciones burocráticas que fue tomando el modelo de autogestión socialista implantado luego de la ruptura Tito-Stalin en 1948. Da su visión sobre el surgimiento de los nacionalismos que acabaron con Yugoslavia y luego relata la precaria y estancada situación de Serbia en particular y los Balcanes en general en la actualidad.

Entrevista:

1) ¿El asesinato de Franz Ferdinand, heredero del trono austro-húngaro fue un acto de lucha contra el imperialismo o el resultado del nacionalismo expansionista serbio?

El colonialismo y el imperialismo agudizaron las tensiones económicas. Las potencias imperialistas tendieron a establecer economías cerradas con sus colonias, lo que llevó primero a una feroz lucha por territorios. El proteccionismo fue otro elemento que enrareció las relaciones internacionales. El creciente nacionalismo fue sistemáticamente fomentado. La debilidad turca y el nacionalismo eslavo anti habsburgo incrementaron  la rivalidad entre Rusia y Austro Hungría por la hegemonía en los Balcanes.

Gavrilo Princip, miembro de una organización nacionalista serbia, quien mató a Franz Ferdinand

2) ¿Qué piensa acerca del Reino de Yugoslavia?

Un estado que  intentó re centralizar al país política y económicamente, tarea difícil debido a la diversidad  de nacionalidades y religiones  y a las grandes diferencias entre ellas en cuanto al desarrollo económico, pretendiendo  una visión geopolítica de la Gran Serbia, como eje predominante en la región.

3) ¿Qué opinión tiene sobre la lucha antifascista de liberación nacional de Yugoslavia?

La participación de Yugoslavia en la victoria sobre el nazismo,  es uno de los hechos más singulares y destacados de la II Guerra Mundial.
4) ¿Cuáles fueron las características del socialismo de autogestión yugoslavo?

Josip Broz Tito. Secretario del Partido Comunista de Yugoslavia y posterior líder de la República Federativa Socialista de Yugoslavia

El socialismo autogestionario se degeneró en una elitocracia que, apostada en los centros  del poder, desde las organizaciones de trabajo (OUR)  hasta en las repúblicas, y que décadas después fue en parte  la base del conflicto de los años 90.

5) ¿ De qué manera el pueblo yugoslavo aceptó la ideología comunista del Partido?

La Liga Comunista, originariamente fue un partido de masas, que se convirtió en un partido de cuadros. La tecnocracia y la  burocracia constituían  dos caras de la misma moneda. Ambas fueron la  expresión de la nueva clase dominante  y compartían un mismo objetivo, que no era otro que   mantenerse en el poder, apoyándose, para ello, en uno u otro caso, en la clase trabajadora y en el sistema de la autogestión.

6) ¿Qué piensa acerca de la religión? ¿Profesa alguna? ¿A cambiado la actitud de la gente hacia la religión, en Serbia, a partir de los años noventa del siglo pasado?
A estas preguntas  prefiero contestarte con un fragmento de la obra de Hegel “Contribución a la crítica de la filosofía del derecho”.

“El fundamento del criticismo irreligioso es: el hombre hace a la religión ; no la religión al hombre. La religión es, efectivamente, la auto-conciencia y la autoestima del hombre quien, ya sea no se ha ganado a sí mismo, o se ha perdido a sí mismo de nuevo. Pero el hombre (der Mensch) no es un ser abstracto, puesto fuera del mundo. El hombre es el mundo del hombre –el Estado, la sociedad. Este Estado y esta sociedad producen la religión, la cual es una conciencia invertida del mundo, porque están en un mundo invertido . La religión es la teoría general de este mundo; su compendio enciclopédico, su lógica en forma popular, su point-d’honneur espiritual, su entusiasmo, su sanción moral, su complemento solemne, y su base universal de consolación y justificación. Es la realización fantástica de la esencia humana, dado que la esencia humana no posee ninguna realidad verdadera. La lucha contra la religión es indirectamente, por lo tanto, la lucha contra ese mundo cuyo aroma espiritual es la religión.

El sufrimiento religioso es, en uno y al mismo tiempo, la expresión de sufrimiento real y una protesta contra el sufrimiento real. La religión es el suspiro de la criatura oprimida, el corazón de un mundo descorazonado, el alma (o el espíritu, der Geist) de una condición desalmada. Es el opio de los pueblos.

La abolición de la religión como la felicidad ilusoria de los pueblos es la exigencia de su real felicidad. La demanda de abandono de sus ilusiones acerca de su condición es la demanda de abandonar una condición que requiere de ilusiones. La crítica de la religión es entonces, en embrión, el criticismo de ese valle de lágrim as del cual la religión es su santa aureola.”

7) ¿Cuáles fueron las razones (brevemente) de la guerra y la posterior desintegración de Yugoslavia?

De acuerdo con el ordenamiento legal, cada república y provincia autónoma de las que integraban el antiguo estado federal yugoslavo disponía de una amplia discrecionalidad en materia económica, sobre todo en lo que concierne a la distribución de créditos, a la política fiscal, a la formación y control de precios y, en menor grado, al comercio exterior e interior. Esta amplia autonomía de unas repúblicas a otras tuvo como consecuencia más inmediata la descoordinación en la política económica del país, provocando, a su vez, altas tasas de desempleo y de inflación; pero, sobre todo, propició que las diversas repúblicas arbitrasen los procedimientos adecuados para frenar la redistribución de la renta nacional en favor de sus propias economías locales, dándose el caso de muchos productos que eran al mismo tiempo exportados por una república e importados del extranjero por otra.  El conflicto estaba, pues, servido. Una vez desaparecida la figura integradora de Tito y acabada la política de bloques, las repúblicas del norte ansiaron romper los ficticios lazos que les unían , y para ello bastó con alimentar las diferencias que, por razones de etnia, de religión, de cultura o de historia, de hecho les separaban.

Milosevic, Tudjman e Izetbegovic. Los líderes de los nacionalismos serbio, croata y musulmán firmando los Acuerdos de Paz de Dayton en Estados Unidos (1995)

8) ¿Cómo ha cambiado la realidad política, económica, social y cultural desde el colapso de Yugoslavia?
Si te referis a Serbia me parece que con todos los problemas que Serbia tiene queda  claro que hoy tiene muy poco lugar para maniobrar. Como estado sucesor de la ex Yugoslavia debío aceptar una parte de la deuda.  Debido a ello Serbia se encuentra  a la merced del mercado financiero.

Políticamente creo que  Serbia sigue siendo un país “deudor”, se convirtió  en un país pequeño, bombardeado, miserable, despreciado, y con una persecución permanente pendiente sobre su cabeza. Muchos desterrados de sus propias tierras, sin trabajo, sin recursos, y sin perspectivas de mejora, y además con el estigma de “asesinos en colectivo”.

9) ¿Cuáles son las razones de la débil resistencia popular a  gobiernos tan impopulares, como  el de Vucic de Serbia y el de Djukanovic en Montenegro?

Creo que la resistencia como vos la definís en tu pregunta, es mínima debido a la saturación e indiferencia para  luchar por cambios. Hay pocos jóvenes dispuestos a algún tipo de militancia, mientras que los intelectuales desistieron de uno de sus roles más importantes en la sociedad.
10) ¿Cree que algún tipo de unión de los pueblos de los Balcanes puede enfrentar al imperialismo de la Unión Europea, los EE.UU. o Rusia?

No

Anuncios