DILEMAS DEL ÁFRICA COLONIAL

11 2.png

Formato de la cursada:

Cinco clases presenciales de dos horas de duración.

Día y horario de la cursada:  Viernes de 19 a 21 hs.

Fechas:  2, 9, 16, 23, 30 de agosto.

Lugar: Centro Argentino de Estudios Geopolíticos/Sede Palermo/: Gorostiaga 2343 3D, CABA.

Materiales: Se trabajará con bibliografía y material audiovisual digital: artículos, documentos oficiales, fuentes periodísticas, películas documentales y de ficción.

Disertante a cargo: Martín Paolucci (docente universitario y periodista especializado en política internacional) y Diego Hernando Gómez (docente universitario y divulgador histórico).

Costo del seminario: 1400 pesos en dos pagos.

Contacto: caegeopolitica@gmail.com  y 1540689573

Trailer del seminario: 

 

INTRODUCCIÓN:

Este seminario se propone el abordaje de las principales tramas políticas, económicas, culturales y sociales de uno de los territorios mas contradictorios y fascinantes del mundo: el continente africano. Una tarea no carente de complejidad si comprendemos la heterogeneidad que caracteriza al continente y lo difícil que resulta pensarlo como una unidad social integral. Indagaremos en un periodo histórico específico; el que se inicia en la conquista del África por parte de las potencias imperialistas europeas a fines del siglo XIX, pasando por los traumáticos procesos de descolonización de mitad del XX y que finalmente que concluye en nuestros días. En un mundo hiper globalizado por el capitalismo y por lo tanto atravesado por un profundo desequilibrio económico, social y bélico mundial. Trastorno en el que los trabajadores del continente africano han sido los principales damnificados. Hecho verificado en una serie de indicadores sanitarios, productivos, educativos e infraestructurales. Ha sido en este ciclo histórico en el que la mayoría de los países que conocemos hoy del continente fueron inventados, con fronteras dibujadas con lápiz y regla. Países cuyos nombres, composiciones étnicas, religiosas, nacionales y geográficas (con sus respectivos recursos naturales) responden sobre todo a los intereses de las potencias europeas que los dominaron y no a concentraciones voluntarias de los grupos sociales que habitaban en esos territorios. Y es que mas allá de las multiplicidades y diversidades que atraviesan la región (desde un Norte mayoritariamente arabizado, islámico y con múltiples lazos civilizatorios con Europa a un Centro Sur primordialmente negro, mas versátil en lo religioso y en sus intercambios con otros continentes) el pulso que caracteriza a la región sigue siendo lo que los pueblos y sus clases dominantes, hacen, parafraseando al filósofo (francés cuando no)  Jean Paul Sartre, con lo que hicieron con ellos. Es de esta manera que comenzaremos con una caracterización y desnaturalización de lo que fueron los dominios coloniales de Inglaterra, Francia, Italia, Alemania, Portugal y otros. Dominios que fueron interrumpidos por una serie de movimientos de liberación nacional, extremadamente contradictorios entre si, que no obstante lo cual generaron una profunda esperanza y efervescencia tanto a nivel local como mundial. En un momento en el que distintas experiencias emancipadoras tomaban fuerza en casi todos los rincones del globo. Estas experiencias que se asentaron en el marco del gran conflicto político y económico que sacudió al siglo pasado, la Guerra Fría entre la Unión Soviética y sus aliados, y el espacio capitalista comandado por los Estados Unidos. Será a la luz de este choque de bloques de poder, que analizaremos el asentamiento de los gobiernos poscoloniales. Especialmente el contraste entre las expectativas que impulsaron y la realidad fáctica de lo que realmente pudieron, quisieron o supieron, concretar. Para culminar, en la última parte estudiaremos el devenir de los países africanos hacia la etapa que atravesamos hoy, la iniciada con la caída de la URSS y el (consecuente) avance irrestricto en el mundo del sistema de producción capitalista. Etapa que ha encontrado en África, tanto en lo referido a su flora y fauna, como a los trabajadores que habitan el continente, un lugar en el que las consecuencias mas perniciosas de los dispositivos económicos y políticos (la violencia bélica, criminal y/o terrorista ocupa un capítulo especial en esto) que rigen nuestra contemporaneidad, resultan mas evidentes. Todo esto en el marco de intentos dispares, y en general de poco éxito, de contrarrestar esta situación.                                                                  El surgimiento de rebeliones populares democráticas se superpusieron a la perduración de liderazgos despóticos, en un contexto de depredación inconmensurable de los recursos naturales y la explotación humana. Es de especial importancia en esta última etapa la forma en que la llamada crisis de los refugiados, protagonizada sobre todo por trabajadores africanos, provoca consecuencias hasta hace poco tiempo inesperadas en el corazón de la Unión Europea. Continente cuyo destino, para bien o para mal, influye en el de África. Es por lo tanto que los invitamos a desandar, de la mano de bibliografía, material audiovisual, mapas e infografías, los principales procesos históricos, movimientos políticos, principales corrientes religiosas y prácticas culturales, de las cinco regiones que componen al África contemporánea.

Unidad I/Primer jornada/Un saqueo civilizado (1870-1960): La invasión, partición, colonización, e incorporación de los territorios del continente africano por las principales potencias europeas en el marco del llamado Nuevo Imperialismo. Proceso asentado luego de la Conferencia de Berlín, cuyas disputas no saldadas se encuentran entre los principales elementos detrás del estallido de la Primera Guerra Mundial. Carrera colonialista destinada a despojar el patrimonio natural y humano de uno de los espacios mas ricos del Planeta (el África Subsahariana) y a dominar una de las zonas mas estratégicas en lo que refiere a la geopolítica (El Norte mediterráneo). Pugna que provocó fuertes repercusiones internas y externas. En el marco de un ascenso de los movimientos de emancipación en todo el mundo.

Unidad II/segunda y tercer jornada/Una emancipación dependiente (1960-1990):  Surgimiento y consolidación de múltiples procesos independentistas a partir de la Segunda Guerra Mundial. Proceso que perdura hasta bien entrada la década del ’70 y que se produce en las distintas regiones del continente. En algunos casos de manera pacífica, en otros a través de guerras revolucionarias. Pugna que decantó en gobiernos de distinto cuño: Muchos embanderados en el llamado campo socialista, otros en el campo capitalista, y otros en un posición intermedia dentro del Movimiento de Países No Alineados. Las principales corrientes políticas que caracterizaron a estos gobiernos fueron: el panarabismo, panafricanismo, el nacionalismo conservador y distintos tipos de socialismo. Los acuerdos entre varias de estas administraciones y sus ex mandantes: sobre todo Francia y Gran Bretaña, fueron notorios. Componendas secretas que se contraponían a las retóricas radicalizadas públicas. En el medio trascurrieron múltiples conflictos bélicos, crisis humanitarias, y en el plano general los llamados años dorados del capitalismo que culminaron con la Crisis del Petróleo. Crisis que generó un cambio significativo en la economía global y anticipo, por un lado la implosión de la URSS y por el otro el establecimiento de un mundo unipolar.

Unidad III/cuarta y quinta jornada/Una liberalización opresiva (1990-hoy): La caída de la URSS y la reconversión promercado frenética de muchos gobiernos aliados a esta, que promovieron una apertura comercial no acompañada por una democrática, ha sido la insignia del proceso abierto a partir de los ’90. En el medio de una serie de brumosos programas internacionales destinados a paliar las crisis humanitarias de la región y el recrudecimiento de los conflictos bélicos y/o criminales por el control de territorios estratégicos. Los ’90 y mitad de los ‘2000 fueron los años de la Pax Americana en la región, en los que las consecuencias de la unipolaridad capitalista agravaron de sobremanera la existencia de los trabajadores africanos. La segunda mitad de la primer década del siglo XXI se caracterizó por la llegada de capitales estatales y privados asiáticos portadores de una voracidad imprevista. El aumento del precio de las commodities y la expansión de la frontera agraria tuvo como consecuencia, por un lado un notable crecimiento económico, y por el otro la destrucción del mundo campesino. Un extractivismo que si bien había caracterizado a la región desde fines del siglo XIX, llegó a puntos magnánimos en el marco de la revolución técnica del XXI. Un proceso contradictorio que, a partir de la crisis mundial de 2008, ha llevado a masas, cada vez mas considerables de sectores de la población, al éxodo internacional.