El Comunismo en Europa Oriental: Historia y Política

Formato de la cursada:

Cuatro clases presenciales de dos horas de duración.

Día y horario de la cursada:  sábados de 12 a 14 hs.

Fechas: sábados 11,18,25 de noviembre y 2 de diciembre

Lugar: CAEG, Boedo 456 5to piso dto B CABA.

Materiales: se trabajará con bibliografía, documentos, fuentes periodísticas, films documentales y films de ficción.

Docentes a cargo del seminario: Tomás Varnagy (filosofo y Doctor en Ciencias Sociales) Diego Hernando Gómez (sociólogo e historiador)

Costo del seminario: 1000 pesos.

Contacto: caegeopolitica@gmail.com   155-3173500

Introducción:

El objetivo del seminario  es suministrar grandes líneas de análisis, explicación y comprensión de los procesos políticos acontecidos en “Europa del Este” desde su inserción en el bloque soviético, luego de la Segunda Guerra Mundial, hasta su abandono del mismo a fines de la década de 1980. Mediante el estudio individualizado de los distintos países y la comparación entre los mismos se tratará de establecer similitudes y diferencias a escala nacional.

La experiencia del “socialismo real” transformó radicalmente las sociedades en las que actuó. De un día para el otro países con regímenes nazi-fascistas  como Alemania (Oriental), Hungría, Rumania, Bulgaria y otros que habían sido invadidos por las potencias del Eje como Polonia y Yugoslavia abandonaron la economía de mercado y la legalidad burguesa para adentrarse velozmente en regímenes que expropiaron a la gran propiedad privada y establecieron una economía centralizada y planificada con una dirección política dominada por el partido comunista.

Sí bien las sociedades comunistas de Europa Central y Oriental fueron mucho más igualitarias que sus antecesoras, y seguramente también que sus continuadoras, tuvieron sensibles y variados problemas. La centralización del poder político fue viabilizando el surgimiento de una clase[1] que con el paso de tiempo se fue alejando cada vez más del resto de la población. Una única capa social privilegiada y dominante que no hacía directamente un trabajo productivo, sino que dirigía, ordenaba, mandaba, hacía favores y castigaba. Derivado de la concentración de poder se fue consolidando una burocracia, que además de decidir unilateralmente sobre los aspectos políticos, económicos, culturales, etc e imponer al resto de la población una condición de aceptación pasiva, comenzó disponer de marcados privilegios económicos.

Sin embargo, a pesar de todos los inconvenientes derivados de la concentración de poder político, la expropiación a la burguesía permitió que muchos problemas intrínsecos de las sociedades capitalistas (sobre todo de los países dependientes) fueran resueltos en los regímenes comunistas. El acceso a la vivienda fue un derecho universal, la expropiación del capital inmobiliario sumado a los planes de vivienda hicieron que todos los ciudadanos tuvieran un techo en donde vivir; la educación también se convirtió en un derecho universal; no existieron problemas relativos a la falta de trabajo, más bien en muchos países lo que hubo fue escasez de mano de obra, reduciéndose la jornada laboral a seis horas diarias.

Pero más allá de todos los logros que tuvieron estas sociedades, por contradicciones y debilidades propias, y por al ataque que desde el exterior llevaron adelante las principales potencias capitalistas, a fines de la década de 1980 del siglo pasado comenzaron a desintegrarse y fueron mutando hacia economías de mercado con una absoluta legalidad burguesa. A comienzo de los años 1990 en la República Federativa  Socialista de Yugoslavia y en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas estallaron conflictos bélicos que costaron la vida de cientos de miles de personas. En otros casos como en Polonia, Hungría, Alemania Democrática, etc la transición se llevó delante de manera pacífica.

Los invitamos a recorrer lo que fue la innovadora y apasionante experiencia comunista en Europa Central y Oriental de la mano de dos expertos en la historia política de la región: los profesores e investigadores Tomás Varnagy y Diego Hernando Gómez.

Encuentros: 

Primer encuentro:

Análisis de los conceptos de “Europa Oriental”, “Europa Central”,” Europa del Este”, “Balcanes”, “Bloque Soviético”, “Socialismo Real” y “Estalinismo”. Breve contexto histórico, político  y cultural de los regímenes comunistas a estudiar. Conceptualizaciones de Marx, Lenin, Trotsky y Stalin acerca del Estado.

Segundo Encuentro:

Aplicación del modelo soviético en “Europa del Este”. Análisis de la implantación del modelo en Alemania Democrática, Hungría, Polonia, Checoslovaquia y Bulgaria. Búsqueda de características comunes y diferencias específicas. La innovación del modelo de autogestión yugoslavo. La singularidad del caso albanés: el primer Estado autodeclarado “ateo” del mundo. Rumania de Nicolae Ceausescu: el rebelde dentro del Pacto de Varsovia.

Tercer Encuentro:

La policía política y los servicios de inteligencia: la KGB, la UDBA, la STASI, etc. La revolución Húngara de 1956. El levantamiento del Muro de Berlín en 1961. La Primavera de Praga de 1968. Polonia: el surgimiento y resistencia del movimiento sindical católico Solidaridad. La historia y la política en el cine comunista, entre la propaganda y una impresionante creatividad artística: los grandes aportes de Mihail Kalatazov, Vera Chitilova, Miklos Jancso, Andrej Wajda, etc.

Cuarto Encuentro:

Glasnot, perestroika y demokratisatsya en la URSS. Las “Refoluciones” de 1989, ¿reforma o revolución? Gorbachov y el bloque soviético. La caída del Muro de Berlín en 1989. El asesinato de Nicolae Ceausescu y su esposa Elena Petrescu: el final violento del comunismo rumano. El “suave y controlado” derrumbe de los regímenes comunistas en Europa Central: Alemania Democrática, Polonia, Hungría y Checoslovaquia. El surgimiento violento de los nacionalismos separatistas en los Balcanes: las guerras de desintegración de Yugoslavia. La anexión de Alemania Democrática a Alemania Federal.

[1] Milovan Djilas, el escritor y político partisano (luego disidente) acuñó la definición “nueva Clase” para definir a aquellos que se habían alejado del pueblo y que constituían un grupo aparte del resto con privilegios económicos y mejores “derechos” políticos.

Anuncios