Geopolítica contemporánea del Mundo Árabe

GEOPOLI

 

Formato de la cursada:

Cuatro clases presenciales de dos horas de duración.

Día y horario de la cursada:  martes de 19 a 21 hs.

Fechas: 16, 23 y 30 de enero y 6 de febrero

Lugar: Palacio Balcarce. Avenida Presidente Manuel Quintana 161. CABA.

Materiales: Se trabajará con bibliografía académica, documentos, fuentes periodísticas, cine documental y de ficción.

Docentes a cargo del seminario: Martín Paolucci (Periodista, especialista en política internacional).

Costo del seminario: 1000 pesos argentinos.

Contacto: caegeopolitica@gmail.com y 154068-9573.

Este seminario tiene como fin abordar durante sus cuatro clases la compleja problemática política, social y económica del Mundo Árabe (Medio Oriente y el Norte de África) durante los últimos 30 años. El punto de partida que hemos establecido para nuestro seminario consistirá en analizar una serie de conflictos políticos, bélicos y sociales que sacudieron a la región y que permiten explicar procesos que repercuten hasta la actualidad: la injerencia en la región por parte de Occidente en clave imperialista, la crisis de los nacionalismos árabes, la pauperización económica y social, el avance de la economía de mercado de la mano de la fase neoliberal del capitalismo, la corrupción, y el surgimiento del factor confesional vinculado a la política como un eje central de la lucha por el poder. Todo en el marco de una región inexistente en lo geográfico pero muy entrelazada en lo político, lo cultural y lo económico. Una región cuna de la civilización moderna, crisol de una gran cantidad de naciones y credos, y en donde se gestaron muchos de los elementos capilares de la cultura occidental. Estas problemáticas, mencionadas previamente, han significado la profundización de un proceso iniciado a partir de los década del ’70, específicamente con la llamada “Crisis del Petróleo” pero que se potenció sobre todo con la caída del Muro de Berlín y el fin del mundo bipolar. La hegemonía absoluta del capitalismo occidental ha significado en el Mundo Árabe la transformación de una región que por fuera del Conflicto Árabe-Israelí había vivido hasta hace poco tiempo en una relativa estabilidad social, política y económica, a una que es, en la actualidad, la más violenta e inestable del planeta.

 

Los países que abordaremos serán algunos de los principales integrantes de la Liga de Estados Árabes, organización regional de gran importancia política y económica durante la segunda parte del siglo XX en el Norte y Cuerno de África, el Levante, y en la Península Arábiga. Más específicamente abordaremos los procesos acontecidos en Líbano, Irak, Libia y Egipto. Con continuas referencias a otros casos nacionales vinculados a los mismos y en su apropiado contexto histórico, político, cultural y económico.

Con respecto a los procesos en sí, los pilares para entender esta parte de la cuenca del Mediterráneo tan culturalmente rica y compleja serán, en el Medio Oriente: El conflicto palestino-israelí a partir de la Primera Intifada y su relación con la vecina Jordania. Proceso en el que se vislumbrará el debilitamiento del nacionalismo palestino y el surgimiento fornido del islamismo radical de Hamas. La etapa final de la Guerra Civil y el posterior proceso democrático en el Líbano. Proceso que tendrá a Israel, Estados Unidos, Siria, Arabia Saudita e Irán, como protagonistas internacionales del conflicto. Un conflicto en el que el factor confesional resultará fundamental para comprender la dinámica interna del mismo. Proceso que, al igual que en Palestina pero con características muy distintas, producirá el surgimiento de un nuevo actor político-religioso, El Hezbolá. Quien tendrá una importante incidencia desde entonces en las sucesivas crisis que atravesará el país. La creciente radicalidad del islamismo ultraortodoxo de Arabia Saudita, su vínculo con el terrorismo fundamentalista, y su condición de satélite occidental en una dupla conflictiva con Qatar, serán los arietes capilares de la Geopolítica de la Península Arábiga.

Nexos que determinarán un hecho clave para entender la coyuntura de la región. Un atentado terrorista producido en la ciudad de Nueva York. La caída de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 de la mano del grupo Al-Qaeda de Osama Bin-Laden. Heredero millonario de una influyente familia saudí. Por otro lado, la Siria de los Al-Assad, último baluarte del nacionalismo árabe, servirá para estudiar los límites, frente al terrorismo islámico, pero también a impulsos democratizadores y a la incapacidad de impulsar un modelo económico sustentable, de una corriente política que durante la segunda mitad del siglo XX despertó esperanzas en la región. El caso de la Irak de Saddam Hussein, un tipo de nacionalismo árabe cercano a los EEUU terminó enfrentado a este en dos guerras imperialistas. Enfrentamiento que culminó con la destrucción de este determinado modelo político. El caso iraquí permitirá indagar en como del fracaso del nacionalismo árabe han surgido distintas variantes de Islam político en la región, tanto en su fase constitucional como en su fase fundamentalista. Suceso que se profundizará tanto en Irak como en Siria de la mano de un novedoso y tenebroso experimento político estatal: El Estado Islámico o Daesh.

Por otro lado, estudiaremos la otra parte del Mundo Árabe, el norteafricano, con sus particularidades sociales y políticas sustancialmente diferentes a las del Medio Oriente: La dictatorial monarquía de Marruecos y su relación con Occidente.

La Libia de Kadafi, como un caso tardío de nacionalismo árabe con pretensiones hegemónicas tanto en el Mundo Árabe y África. Basado económicamente en un modelo extractivista relativamente exitoso hasta el final, y con una serie de extravagancias que durarían hasta su caída en el marco de las llamadas “Primaveras Árabes”. Un país con un presente catastrófico en lo social, en lo económico y en lo político. El modelo tunecino de nacionalismo árabe, poco conocido en Occidente pero con una estabilidad envidiable para la región, hasta que la propia naturaleza del régimen, y el cambio del paradigma político-económico en el mundo de la mano del ascenso del neoliberalismo y el fin de la bipolaridad, conllevarían una decadencia política y social que culminarían generando el primer brote de las “Primaveras”. Argelia, faro de los movimientos de liberación nacional de todo el Tercer Mundo en la mitad del siglo XX, un país que ha logrado conservar la estabilidad pese a distintos achaques similares a los acontecidos en Túnez y al surgimiento en los ’90 de un movimiento de Islam político radical muy poco usual para la propia dinámica del Norte de África. Finalmente, el país económica, social y culturalmente más importante durante muchos siglos de esta región, Egipto. País que fue el estandarte del nacionalismo árabe y que a partir de finales de los ’70 derivó en un modelo dependiente de Occidente y crecientemente autocrático y socialmente pauperizado. Ese “modelo” terminó siendo barrido en el marco de las “Primaveras árabes” aunque el vacío de poder generado en ese momento y que el Islam político no pudo rellenar, han llevado a una inestabilidad y regreso de la violencia estatal que continuan al día de hoy.

BLOQUE MEDIO ORIENTE

Unidad 1: Líbano: Características del complejo tratado de paz que terminó con la larga y encarnizada Guerra Civil en el país y la continua injerencia a posteriori de países como: Israel, EEUU, Irán, Arabia Saudita y Siria. El factor confesional, entrelazado con la alineación extranjera presente en las alianzas políticas cambiantes. La ocupación del Sur del país por parte del ejército israelí y guerrillas de extrema derecha cristianas, y del Centro y Norte por tropas sirias. La incidencia del movimiento Hezbolá, musulmán, nacionalista y cercano a Irán. Las vertientes del cristianismo político. Las sucesivas guerras de Hezbolá y sectores militares nacionalistas con Israel, y la creciente presencia de intereses económicos saudíes con la consiguiente intervención indirecta en la política del país en el marco de su enfrentamiento con Irán.

Unidad 2: Irak: Naturaleza del régimen de Saddam Hussein. Encuentros y desencuentros con Occidente de esta particular versión del nacionalismo árabe. Las dos guerras del Golfo. Fin del nacionalismo árabe local. 10 años de violencia imperialista e inestabilidad política de la mano del surgimiento del Islam político constitucional chiíta, cercano a Irán, y el fundamentalista y terrorista cercano a Arabia Saudita. Posterior conformación del Estado Islámico tanto en Irak como en Siria. Conflictos e intereses en el marco del “Kurdistán iraquí”.

 BLOQUE NORTE DE AFRICA

Unidad 3: Libia: El extraño experimento nacionalista árabe tardío de Muhammar Kadafi. Su enfrentamiento con Occidente. Su modelo de desarrollo económico. Las pretensiones hegemónicas de Libia tanto en África como en Medio Oriente. El giro pro-mercado y pro-occidental de los ‘2000. La política de enfrentamientos con el fundamentalismo islámico. La caída del Kadafismo en el marco de las “Primaveras Árabes”. La transformación de una próspera nación árabe en un Estado fallido dominado por clanes tribales en donde la ley islámica aplicada de manera arbitraria es lo que impera como monopolio de la fuerza.

Unidad 4: Egipto: Un país que pasó a fines de los ’70 de ser el “campeón” del nacionalismo árabe, una subpotencia regional con vocación hegemónica, y un emblema del Tercer Mundo, a convertirse en el mejor amigo de Israel en el Mundo Árabe y uno estratégico de Occidente. La transformación del llamado “modelo socialista árabe” a uno plenamente determinado por la economía de mercado, el endeudamiento externo, la desregulación económico, y en el plano político y social un creciente despotismo y corrupción política de la burocracia que dominaba al país. Un sistema de dominación que comenzó a tambalear en los años ‘2000. El surgimiento de un “gigante dormido”, la ultraortodoxia musulmana de los Hermanos Musulmanes y otros grupos menos clásicamente políticos y más vinculados al fundamentalismo islámico. La caída del sistema “nacionalista” en el marco de las “Primaveras Árabes”, el vacío popular producido luego de la rebelión popular. La posterior incapacidad de los Hermanos Musulmanes por llenar ese vacío y la actual dictadura militar gobernante, restauradora de la mayoría de las características del viejo régimen, en especial su dominio autocrático del poder.

 

Anuncios